domingo, 20 de mayo de 2018

A VECES LAS ROSAS SE VUELVEN CONFIDENTES.



Me dijeron las rosas,
me dijeron
que ya no escribía
a sus aromas,
ni al canto del zorzal
por la mañana
cuando el sol
reposa en el rocío.
Que ya hay un vacío
que va
de mis versos a la luna,
sedienta de vocablos
bordados con sus brillos.
A veces las rosas
se vuelven confidentes
y reciben mis postales
lacrimosas
con la misma parsimonia
con que abrazan
la llovizna otoñal por estos días.
Le dije a las rosas que comprendan,
casi siempre mis horas se llenan de barullos
de nietos con carpetas, con apuros,
y con esos celulares que maldigo
porque me quitan el sabor de sus sonrisas.
Otras veces me pierdo en los recuerdos
y vuelvo a ser el niño de los vientos,
con ese pantalón a media pierna,
el dedo más gordo saliendo del zapato
y los cachetes paspados por el frío.
Pero la mayor parte del tiempo
la devoran
los sueños incumplidos que no atrapo,
ya no atrapo tal vez porque ese tiempo
rechaza mi visión entre tinieblas.
Y encima, le dije hoy a las rosas,
me espera la cocina con sus trastos
que hay que restregar. Así de simple.

Derechos reservados por Ruben Maldonado. 



lunes, 7 de mayo de 2018

ESPERE USTED QUE ME VISTA (humorada)



Hace ya tiempo le escribo
al amor y su dolencia,
con plácemes que recibo
y críticas sin clemencia
(las que sin leer archivo)

Y yo le dije a la rosa,
al rocío y al clavel,
escribamos a otra cosa,
ensuciemos el papel
con rima jacarandosa.

Nada dijeron las flores,
tampoco opinó la luna,
se callaron los señores
y las damas, si hay alguna,
hablarán temas menores.

Y allá voy por las quintillas
con algo de buen humor,
que estoy hasta las patillas
con versos de amor y amor,
¡Venga un café y sopaipillas!

Digo más: si alguien me apura
o me entabla una demanda
le diré con gran soltura,
como aquella  propaganda:
¡Cortemos con la dulzura!

Antes de dormir mi siesta
me preguntaba a mí mismo,
¿Dónde va a jugar Iniesta?
¿Olvido el romanticismo?
¿Ser o no ser...? Eso cuesta.

Que la inspiración me asista,
soy un hombre muy formal
si quiere pase revista,
pero no lo tome a mal,
espere usted que me vista.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.





miércoles, 2 de mayo de 2018

TANKA DE OTOÑO




Niebla y más niebla.


Por sobre los tejados


ya no está el cielo


y mis sueños se pierden


entre volutas de humo.



Derechos reservados por Ruben Maldonado.

martes, 1 de mayo de 2018

NO ME VOY A NUEVA YOR (humorada).



Me ha llegado una ofertilla
pa’ viajar al Nueva Yor,
asiento con ventanilla,
un menú de lo mejor
y premios por cada milla.

Ya me veo yo por USA
sin saber nada de inglés,
con habla medio inconclusa
de un castellano al revés
y alguna idea confusa.

Y tienen los rascacielos
otra cosa que me asusta
y me pone de los pelos;
les voy a cantar la justa:
el señor Trump no me gusta.

Además, hay mucha gente
y yo soy un solitario
que sueña frecuentemente,
un joven septuagenario
a los cambios reticente.

¿Por qué cuento lo que cuento?
Porque estoy más aburrido
que rockero en un convento
y nada se me ha ocurrido
que matice mi momento.

No voy a aceptar la oferta,
que Nueva Yor no me espere,
dejaré la puerta abierta,
que ingrese -si así quisiere-
la inspiración encubierta.

Entonces yo les prometo
volver al romanticismo,
versos libres o un soneto
para mí será lo mismo
(salvo que venga algún nieto)

Y haciendo esta salvedad,
tengo una buena propuesta
iré por su majestad:
mi cama y la buena siesta
¡Esa es la puta verdad! (*)

Derechos reservados por Ruben Maldonado.



(*) Mis disculpas. En donde dice "puta", léase "pura". Error de tipeo, gracias.