jueves, 21 de abril de 2011

MI ORACIÓN

Oh, Jesucristo que has muerto
allá en la Cruz del Calvario
para redimir pecados
de nosotros, tu rebaño,
te pido hoy Señor  Mío
no abandones al desvalido,
que mitigues los dolores
de quien sufre enfermedades.

Que borres calamidades
que azotan pueblos enteros,
que se apaguen los clamores
de la guerra entre los hombres,
que apacigües los temores
del pobre en su sufrimiento.

Oh, Jesucristo te imploro,
que bendigas a las madres
sin distingos de banderas,
que mires a todos tus hijos
cual ovejas descarriadas
y  les indiques rumbo cierto.

Oh, Jesucristo, suplico
que mis versos sean puros,
odas  de paz y concordia,
himnos de amor sincero,
que no caiga en vanidades
ni anidar rencor alguno.

Oh, Jesús,  Rey  del Universo,
te ofrezco mi oración humilde,
lloro tu padecimiento,
canto por tus verdades,
oro postrado a tus pies,
Oh, Señor de Eternidades.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario