sábado, 30 de abril de 2011

UN SONETO PARA USTEDES

"Al final, no nos acordaremos tanto de las palabras de nuestros enemigos, sino de los silencios de nuestros amigos",  (Martin Luther King, Jr.)

Mil gracias por sus manos extendidas,
por todos los saludos recibidos,
por los halagos –nunca merecidos-
por todas las caricias concedidas.

Mil gracias porque hay lágrimas vertidas
enjugadas con versos deslucidos,
y en este corazón baten latidos
con flores para ustedes, esparcidas.

Jamás me cansaré de agradecerles
la amistad y el apoyo que me han dado,
los siento -como siempre-  aquí a mi lado,

y no hallo algo mejor para ofrecerles
más que un abrazo enorme, emocionado,
y un canto de cariño engalanado.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.



"Adulación jamás, agradecimiento siempre".

No hay comentarios:

Publicar un comentario