miércoles, 15 de junio de 2011

DE LOS ESPEJOS

De los espejos emergen los misterios
y caen de a pedazos entre mis manos,
no logro, sin embargo, atraparlos
y se diluyen, sombríos,  en los rincones.

Detrás de mí se reflejan muchas lunas,
nieves que suben y bajan horizontes,
arroyos estancados de viejos lagrimales,
azules cielos que naufragan en silencio.

Detrás de mí emergen los espejos
y batallan sin cesar con los misterios,
vitales noches en que vence el sueño
al nostalgioso querer atragantado.

Ante espejos arrugados desperezo,
mientras renace el niño y su alegría,
me invita a jugar con mariposas,
me lleva de la mano hacia la vida.

Ahora me río de los espejos,
y me río simplemente del misterio,
me río de la nieve que ha caído,
de las lágrimas que penaron sin ser vistas. 

Me entrego mansamente a tu mirada,
me acurruco dulcemente en tu sonrisa,
voy sucumbiendo en el aroma de tus pechos
y muero alegremente, boca a boca.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario