sábado, 18 de junio de 2011

UNA MUJER EN LA TRIBUNA


Los concurrentes comienzan a tomar asiento.
Una mujer en la tribuna, no muy agraciada.
Los hombres no la miran mucho.
Sujeta la cartera colgada en su brazo,
la aprieta la multitud y ella es coqueta.
Antes de iniciarse la brega, se acicala
frente a un pequeño espejo.
A su izquierda un señor de traje oscuro,
sí,  traje oscuro en un match de fútbol.
A su derecha un fortachón con el torso desnudo,
infinidad de tatuajes en donde se ve, tachado,  Marta.
Es totalmente calvo y totalmente sucio.

Banderas desplegadas, tambores que marcan
un son en la tribuna y un griterío infernal.
Ingresan los jugadores vestidos de blanco
(parecen el Real) y la hinchada local ruge.
Se ponen de pie, menos la señora que se lima las uñas.
Entran los visitantes de azul atuendo y hay rechifla.
Los ágiles se saludan, se abrazan los amigos-contrincantes
y  comienza el partido. Los fanáticos explotan,
menos la señora que se lima las uñas.

Los jugadores que hace unos minutos se abrazaban,
apuntan a la cabeza del contrario sus salvajes patadas.
La parcialidad local está en vilo, el puntero derecho
rival es un avión, no lo paran… ahí va otra vez:
centro elevado, preciso  cabezazo y GOOL!!
GOOL!! Grita la señora  sin saber de qué se trata,
entre los fanáticos que sufren la caída de su portería.
La miran, se escuchan gruesos epítetos y la señora…
se pinta los labios. La tribuna enloquece, un rápido
contragolpe y GOOL!!, la señora no grita, no vio nada,
quedó chiquitita entre los rústicos varones que alzan
sus brazos despidiendo un vaho insoportable desde sus axilas.
Cuando todos se sientan comentando el empate, la señora
se levanta y grita GOOL!! Y otra vez los gritos ofensivos
para con la dama, que se depila las cejas.

Comienza la segunda etapa, parte rápido el equipo blanco
(parece el Real, ahora embarrado), se hacen fuertes e incrustan el balón
en el arco contrario GOOL!! , la señora se depila las cejas.
Eepaa, un detalle: vean el juez de línea con su banderola en alto!
No vale, no es gol, hay  posición de adelanto.

La señora entre los murmullos de bronca, grita GOOL!!, aprovechando
que todos se sientan. Vuelan botellas de plástico, vasos y hasta zapatillas.

La señora ahora se emprolija las pestañas. Termina el partido,
todos se levantan, furiosos con el árbitro que anuló el tanto
 y con la mujer que ahora se peina. El caballero de su izquierda no ha dicho
nada de nada. Entonces es el marido. Se levantan y se van.
1 a 1.
Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario