lunes, 25 de julio de 2011

HOY QUE LLUEVE OTRA VEZ


Hoy que llueve otra vez y en la bruma
se pierden los paisajes, te dejo mis versos,
mi amor (que ya no llora) y esta rosa bañada en primavera.
La lluvia en un cántico monótono que trae reflexiones
que parecen acuñarse entre las nubes
y de a poco deshilvanan pensamientos
en madeja. Y  caigo en la cuenta, por ejemplo,
que por vos he comprendido que mirar no es ver,
que a veces se miran las gotas al caer
y no se ve lo que trasciende, la humedad de la tierra,
el germinar de la semilla, el rebrote en árbol viejo.
Que has dejado tatuada tu sonrisa en mis rincones
y  en mis pequeñas cosas tu nombre estás presente,
no hay hora en que no vengas a mi mente
y tu música, nacida de los bosques,
canta sones de ilusión en mi ventana.
Que he sentido el nuevo viento en mi rostro y en mi cuerpo,
la brisa que me trae tu mirada y con ella tu dulzura
que acaricia, que envuelve en suave manto
mi alegría,  como el arrullo azul de la paloma.
Y mientras se mueven perezosas las acacias y los pinos,
se esconden las bandadas con sus trinos
en el matorral que hacen las moras,
transita la gente somnolienta debajo del gris
de los paraguas… sigue la vida
y yo miro la vida y le sonrío.
Hoy que llueve otra vez y en la bruma
se pierden los paisajes, te dejo mis versos,
mi amor en esta  rosa con lágrima de lluvia
y me adormezco  abrazado a aquella  estrella,
la estrella que elegí para vos  en mi poesía.

(Hay algo que también se aprende
y es que hay amores que se viven
aún más allá de lo vivido).


Derechos reservados por Ruben Maldonado. 
(Incluída en mi libro "Caricias del Cielo", ISBN 978-987-08-0392-8)

29-10-2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario