jueves, 7 de julio de 2011

MI AMIGO JOSÉ (más loco que una cabra)


Y como José me dijo que no estaba
yo tan loco, le propuse ser amigos,
que me preste su sombrero-barrilete
y yo le prestaré un sueño de juguete
que está bajo mi almohada.

Aceptó complacido y… se fue…
remontando su sombrero, corriendo mariposas
sin pisar rayas en la vereda.
Y yo me quedé solo mirando mi sueño
y pensando, realmente…  está muy loco.

Aprisioné muy fuerte mi sueño y volví a mi casa.
Sabía que los que me persiguen quieren  ese sueño,
pues todos quieren ser felices y reírse, reírse,
como yo me río hasta de mis propias zonceras.

Y he pensado si a esos que me espían
no los habrá mandado este José.
Porque a veces las personas parecen una cosa
y luego descubrís que son ladinos, mentirosos,

hipócritas, lisonjeros…
 pero no, él es bueno y me ha dicho
que nadie enloquece por amor, eso me ha dicho.
Te digo que yo le seguiré creyendo al loco este.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1107079628858)


1 comentario:

  1. Bueno, veo que te hiciste un nuevo amigo y te olvidaste de las viejas amigas!
    No sabes cúanto me alegra verte! Espero que ya estés bien Rubén,
    te mando un besote enorme! Cuídate mucho, muchísimo!

    Clara

    ResponderEliminar