miércoles, 31 de agosto de 2011

CANDELA






De pronto la tarde se cubrió de tristeza, de rabia, de impotencia.
De pronto a uno se le cayeron los brazos, se le metió algo adentro,
algo que duele  mucho, desde la garganta al estómago.
Y no pudo ni siquiera escribirle una poesía. Una poesía que le cante
a  su sonrisa y al brillo de sus ojos. Porque ya ni la sonrisa estallará
ni los ojitos de Candela brillarán. Ya no. Tal vez lo hagan en ese cielo
en que ahora están todas las estrellas… y ella. Y uno piensa en su
sufrimiento y en el sufrimiento de su madre. Y no puede atajar una
lágrima, dos, un llanto. Y se sumerge  en el silencio de la noche
y vuelve a pensar, a putear y maldecir. Y vuelve a orar. Vuelve a orar,
a pedirle a Dios que la tenga ahí, a mano, porque esa pequeña era
la simpleza y la hermosura de la vida. Y ya no está. Está con Él.
Vuelve a resonar la frase, la maldita frase: “la mataron, la mataron”.
Bestias, monstruos, malparidos. LA MATARON.

Foto del diario "La Nación", Buenos Aires, Argentina.





EL REFUGIO


Sopla el viento. Trata
de entonar su canción gris,
doblando  el pino
que se dobla y que no muere,
desperdigando trinos
de pájaros
sin vuelo  ni destino.
Mientras,  transitan
el cielo enrarecido,
cambiantes,
difuminadas nubes.
Se ennegrece
la tarde
y  se repite el silbo
y  golpeteo
del vecino herrero.
Carrusel
de papel en la vereda,
envoltorios
de innominadas gentes
sin saludos.
Se va agosto
se espera la tormenta
que Santa Rosa
agendó
para estas fechas.
Cierro ya,
cierro la puerta
y retorno
a mis versos,
mis versos
que sin sobre
ni  timbre postal
van en camino
al refugio que resguarda
tu sonrisa.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual  11083199594429)

martes, 30 de agosto de 2011

TUS HIJOS

Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.
No vienen de ti, sino a través de ti
y, aunque estén contigo,
no te pertenecen.
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar
ni siquiera en sueños.
Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos
semejantes a ti.
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.
Tu eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero,
sea para la felicidad.

KAHLIL GIBRAN (Gibran Jalil Gibran)  Poeta, pintor, novelista y ensayista libanés, nacido en Bisharri, Líbano, el 6 de enero de l883 y fallecido el 10 de abril de 1931 en Nueva York.

viernes, 26 de agosto de 2011

TODO HAIKU

I)

(“años”)

pesan los años
pero trinan jilgueros
y todo es nuevo

II)

(“espera”)

el campo espera
tibias brisas y espigas
yo ya no espero

III)

(“penumbra”)

conforme avanza
la tarde se hace un verso
y una penumbra

IV)

(“noche”)

bésame noche
que tengo el alma sola
sola y con frío

V)

(“sueños”)

ay de mis sueños
se pierden en la bruma
parecen ciegos

VI)

(“risas”)

ríe la vida
también ríe la muerte
son casi amigas


VII)
(“palabras”)

todo al revés
por aquí las palabras
doman los vientos



Derechos reservados por Ruben Maldonado.

(Safe creative Certificado Propiedad Intelectual 1108279938013)

domingo, 21 de agosto de 2011

ENTRE TUS MANOS, NIÑO.

Sí, entre tus manos, niño,
entre tus manos tienes
los puñados sonrientes
de una ternura infinita,
los puñados que fueron
alguna vez de este hombre
de aquel hombre
o de aquel
y se perdieron en odios
en soberbia insolente
vanas  disputas de ciegos
sordos, inentendibles.
Sí, mi pequeño niño,
entre tus manos tienes
esos amores perdidos,
en esas manitos blancas,
en esas manitos negras,
en las manitos tostadas,
qué importa, niño, el color,
qué importa, hombre, el color,
o es que nadie se da cuenta
los que traen estos niños,
traen candor y dulzura,
inocencia y alegría,
muchos traen el dolor
de sus pancitas vacías,
vacías de un alimento,
vacías de amor del hombre.
Y sin embargo ellos tienen
una sonrisa de sol,
un sol para nuestro mundo
que adolece entre penumbras.
Ven conmigo, niño bueno,
quedémonos un momento
a escuchar esta canción,
¡La canción de mi calandria
que hoy canta para vos!

 
Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1108219903248)

Ilustración (de la web): niños mapuches. 

domingo, 14 de agosto de 2011

HAIKU (atardecer)

tan lejos de vos



mi tarde es un suspiro



que va muriendo




Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1108139859311)

viernes, 12 de agosto de 2011

A UN APRENDIZ DE POETA

Yo lo soy. Yo soy un aprendiz, pese a mi edad.
Entonces, cuando digo a un aprendiz de poeta,
también me incluyo. Y me diré y les diré, que…
La adulación no es buena, el apoyo sin exagerar

si es bueno. No es bueno buscar el aplauso con
poesía lastimera, quien sabe escribir sabe leer
y quien sabe leer sabe ver el alma del poeta.
No te engañes con falsas muestras de entusiasmo.

Escribe todo lo que te salga del alma y pon el alma
al escribirlo. No escribas lo que te dicta el enfado
sin ponerle un poquito de paños fríos. Es bueno.
Cantarle al amor es lo más bello y lo más difícil.

Quien le escribe a su amor nunca puede  estar
conforme, siempre buscará algo más, algo mejor.
La soledad es otra inspiración que atrae totalmente
y que no está entre mis afectos, pese a haberle escrito.

La tristeza,  si es sincera engendra hermosas odas,
es que la sinceridad en sí es lo que siempre prima.
Dejemos que vuele nuestra imaginación bella
y profunda, pero no esperemos vítores ni loas.

Escribamos para nosotros,  para ella o para él
o para el amor mismo, lo demás vendrá solo.
Si tu poesía es valorable, no necesitarás
de pedidos reiterados. Ya te leerán.

Acepta las críticas, como fueren.
No siempre lo que ves tan deslumbrante
lo es para otros ojos que nos miran.
Y no te enojes ni montes en insultos!

Discúlpate si te has equivocado,
no te subas al carro del egocentrismo,
que puedes rodar en un momento,
aléjate del espejo y mira hacia otro lado.

Me agrada leer la humilde poesía del principiante,
el que no espera nada y solamente escribe a la vida,
a lo bonito que hay en cada día y deja sus escritos
sin ninguna altisonancia.

Si tu poesía es franca y cristalina,
tu ternura, tu sensibilidad y tu escritura
quedarán plasmadas para que mañana
la sigan leyendo  tus amigos, tus hijos
y los hijos de tus hijos.

A eso se le llama trascender. Lo demás es futilidad.
Tal vez todo esto no lo diga por ser poeta,
sino por todo lo que yo he caminado.
Perdón si me equivoco, perdón si he molestado.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1108099829034)

domingo, 7 de agosto de 2011

PREGÓN

Buenos días señoras y señores, pasajeros de este tren
de ilusorias fantasías,
hoy vengo a ofrecerles, para el bolsillo del caballero,
para la cartera de la dama, los más dulces poemas,
a un módico precio, tal vez una sonrisa de su boca perlada,
preciosa señorita,
o una mirada ensoñadora de tu otoñal finura,
mi bella señora,
o su muy atento muchas gracias,
amable  caballero.

Hoy les vengo a ofrecer mil viajes alucinantes
por los bosques donde habitan los duendes del amor
y corretean manantiales de frescura,
por un Londres neblinoso o un París a todas luces,
por una vereda hecha de  tango en Buenos Aires
o los tantos matices diferentes de mi Patagonia.
Para usted, que se enamora fácilmente y sueña,
siempre sueña a la luz de la luna y las estrellas.

Para el bolsillo del caballero, para la cartera de la dama,
un sinfín de metáforas vertidas al son de Strauss, Vivaldi,
Beethoven y Tchaikovski,
un trino de jilguero, un aroma de violetas,
vayan mirando, aquí les dejo la pasión en alto vuelo,
las tristezas del  rincón de lágrima y nostalgia,
las telarañas del jardín abandonado,
los versos del poeta enamorado,
el candor de un amor de una rosa y un clavel.

Gracias, señor, gracias, señora, gracias señorita.
Muchas gracias a todos, que tengan un buen día
y que el amor esté por siempre con ustedes.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1108089822397)

viernes, 5 de agosto de 2011

HALLÉ TU SONRISA

Amante del haiku,

del tanka, del soneto,

de los versos libres,

de la bella rima…

busqué en el ave

su trinar de ensueño,

en el arroyuelo

su rumor constante,

hurgué  frondas verdes

de  brisas ocultas,

busqué en la llovizna

de duros inviernos,

en la alborada

de color naranja,

y en las callejuelas

de  miradas torvas,

encontré jardines,

encontré las flores…

y entre esas flores

hallé  tu sonrisa

y hallé la poesía.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.
(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1108059812373)

TANKA (Melancolía)

Bajan las olas

del  mar para besarte,

mojan tus ojos

sus gotas de rocío

¿lloras, o sólo miras?


 Derechos reservados por Ruben Maldonado.

(Safe Creative Certificado Propiedad Intelectual 1108059811024)