miércoles, 29 de febrero de 2012

TANDIL: CIEN AÑOS SIN LA PIEDRA MOVEDIZA.

(LOS TINGUIRICAS)

Este es un fragmento del poema Lin Calel, de Eduardo L. Holmberg referido a una leyenda araucana sobre la Piedra Movediza, una inmensa roca de aproximadamente 300 toneladas que se localizaba en la ciudad bonaerense de Tandil. La particularidad de dicha mole de granito era que se mantuvo en equilibrio al borde de un cerro hasta el día de su caída, el jueves 29 de febrero de 1912 entre las 17 y 18 horas. Según la mitología araucana, los “tinguiricas” o “tinguiriricas” son enanos que trabajan en la montaña como mineros.  En este poema la fantasía atribuye su derrumbe a los enanitos mineros. Realmente no se ha podido comprobar la verdadera causa, hay quienes culpan a las explosiones que se producían en las canteras cercanas o a vándalos nunca descubiertos; se colocaban botellas o latas debajo de la piedra para que ésta con su oscilación las destruyera.  




Los tinguiricas en las rocas viven
y en la montaña su existencia ocupan,

son hijos de la Noche;  en las cavernas,
en los negros abismos, y en profundas
simas que guarda entre su seno el monte,
quiebran las rocas, los metales buscan,

y oirán entonces el martillo; arrastran
peñas al flanco, y en la noche oscura
se estremece la tierra; los aludes
corren al valle –el  enanito escucha-

y cuando el fondo su fragor eleva,
huye espantado y en aspecto triunfa.
¿Ves esta mole inmensa, sostenida
por un relieve de su base?

¡Busca dónde se apoya, y cómo tanto peso
descansa en equilibrio en esa punta!
ellos son los que han roto la montaña
que en el andar del tiempo se derrumba;

Cayó la piedra en el convexo lomo
de ingente masa, y en la veta obtusa
buscó descanso al aplastar enjambres
de tinguiricas.

¿Oyes cual tritura sus huesos al moverse,
y cómo oscila bajo el  miembro robusto que la empuja?


(Foto de la época)






Eduardo Ladislao Holmberg (1852 – 1937) naturalista y escritor argentino, fue una de las principales figuras de las ciencias naturales en el país, compendiando por primera vez la biodiversidad de su territorio, siendo además un prolífico literato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario