martes, 13 de marzo de 2012

POESÍA, ASÍ TE ESCRIBO.



                      "La vieja mano
                        sigue trazando versos
                        para el olvido" (J.L.Borges)

 Casi desde el otoño,
cuando los días se acortan lentamente
y el sol se debate por entibiar rocíos,
desde el trino del jilguero en la arboleda
repetido cien veces
y otra vez,
así te escribo.

Desde la rosa caída entre las sombras
y el cantar nostálgico
de los manantiales,
en la música del viento
que acaricia las retamas,
en las nubes que pasan y pasan con su nombre,
así  te escribo.

Con el único modo que he aprendido,
una bella manera de entregar el corazón
el alma y mis sentires,
sin vanidad, rencores ni estridencias,
desde el pequeño mundo que es mi mundo
desde mi pecho de pájaro escondido,
así te escribo.

Con los ojos repletos de silencio
en el verde desierto de una pampa,
y el oído pendiente de su voz aunque no llegue
y sí lleguen vocingleras las veredas
de pasos ignotos, de miradas extraviadas,
multitud que nada dice y nada entiende,
así te escribo.

A partir de la límpida risita de mis nietos
que me invitan a jugar
y a olvidarme de los años
(para luego acordarme de los huesos),
así te escribo.  

Desde el tañer del carillón antiguo
que desbanda la blancura de palomas
y enternece los ojos de algún niño;
que golpea los ojos del viejo sin visión,
que sólo escucha
que solo habla y solloza solo,
así te escribo.  

Desde el sueño que duerme entre mis manos,
desde el día que amanece, crece y dice
que aún estamos, que aún vivimos,
que aún no naufragamos, sonreímos,
que aún de esta forma
así te escribo, poesía. (Así escribimos).


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario