sábado, 28 de abril de 2012

HAIKU (Tarde de Otoño)

I) (“Alfombras”)

con tapiz ocre
las veredas silencian
pasos ligeros


II) (“Tibieza”)

los tenues rayos
del sol se van posando
de rosa en rosa


III) (“Sobrevuelo”)

a ras del suelo
entrecruzan su vuelo
las mariposas


IV (“Campanadas”)

desde una brisa
las campanas advierten
ya son las cinco


V) (“Siempre tú”)

entre las hojas
de un otoño amarillo
tú me sonríes

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

jueves, 26 de abril de 2012

OCASO (soneto)


Al igual que  la tarde que decrece,
voy perdiendo lucidez a cada hora,
veo el día con su azul que enamora
y es mi mustia oración la que agradece.

Esta historia de vida en que aparece
un mínimo de folios sin aurora,
espera de la mente labradora
el verso celebrando que amanece.

El camino se ciñe paso a paso,
se hace calmo el andar en el ocaso…
ya las horas transcurren lentamente.

Sin embargo está a mano el equipaje
pletórico de amores de este viaje
que en su final transito alegremente.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

martes, 24 de abril de 2012

PARA VOS, POETA.

"¿Qué es poesía? --dices mientras clavas
  en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
  Poesía... eres tú" (Gustavo Adolfo Bécquer)

Mucho saben las brisas y los bosques,
la mar encrespada o silenciosa,
la luna que platea en tu ventana,
mucho saben, poeta, de poesía.

Mucho saben su melancólica mirada,
su sonrisa que alumbra las tinieblas,
mucho saben el sendero y la montaña,
mucho saben, poeta, de poesía.

Y vos la tenés entre tus manos,
las llevarás a otros mundos,
a otros ojos,
a otra pena, o a otro regocijo.

No marchites tu oficio de poeta,
sigue cantándole a la vida (que es hermosa),
sin suponerte nunca más que otros
ni el mejor en el jardín de los mejores.   

Mucho saben tus amigos que te leen,
pues a ellos también les ha pasado,
mucho saben cuando hay lágrima escondida
que se pierde en el rocío de una rosa.

Mucho saben aquellos que te leen,
cuando a tu puerta toca la alegría,
cuando el amor enciende tus poemas
y una voz acaricia tus sentires.

Y mucho saben, ya ves, de tu poesía,
tus silencios, tu almohada, tus veredas,
el trino azul de algún jilguero
y la ventisca que se roba tus secretos.

Es por eso que te pido, compañero:
Jamás dejes, por la poesía misma,
de sentirte soñador, poeta amigo,
ni renuncies a volar junto a tus letras.  


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

lunes, 23 de abril de 2012

ABRIL MÁGICO


Suelta de pañuelos al aire azul de la mañana,
las palomas bendicen con su vuelo
las veredas con rocío y pasos mustios.

Acarician las brisas entibiadas del otoño
al árbol despoblado y a la fuente cantarina,
trina el ave con gemidos de violines trasnochados.

 Hablan de vos las sonrisas de los niños,
el rojo clavel en la solapa del mendigo,
las cómplices miradas de dos enamorados.

Cruje en la hojarasca el suspiro extraviado
y peinan translúcidos destellos
las melenas inquietas de los sauces.

Cae una hoja cual lágrima ocre de una rama
y  vuelven las campanas con su rito
a esparcir sus sones cadenciosos.

Hablan de vos despabilándose las flores
y se cuentan del dulzor de un sueño
de príncipes, castillos, de trigal y pampa grande.

Contagia el día con su celeste carcajada
y no queda otra que sonreírle,
ahogando los gritos de la ausencia.  

En el banco de la plaza está conmigo
la sombra del mágico abril que te reclama
y  bautiza con tu nombre a cada rosa.



Derechos reservados por Ruben Maldonado.



ILUSTRACIÓN: Plaza de la Independencia y Parroquia del Santísimo Sacramento, TANDIL, BUENOS AIRES, ARGENTINA.

miércoles, 11 de abril de 2012

ESCUELA 22

 Sus pasillos silenciosos han quedado,
las aulas vacías, los bancos superpuestos,
el  griterío  de niños ha cesado.
Ya todos han partido,
con  el sabor del deber cumplido.
Altas puertas con ilustres nombres,
son los claustros de la vieja escuela,
sitios de enseñanza, amor y vocación…
son salones del saber y la nostalgia;
en los corredores salidas hacia el patio,
en donde desgasta su energía el estudiante;
el  mástil, la bandera, la campana,
me parece que los viera…
Mi maestra, el director y hasta el portero.
Alguna riña entre los chicos –pasajera-,
la rayuela dibujada en el cemento,
y  el tejo desplazando su armonía.
La atenta mirada del maestro,
el  incesante clamor  de los pequeños…
Un partido de fútbol  se interrumpe,
con el golpe seco del badajo:
el  tañido indica “todos quietos”,
una segunda campanada y nuevamente
a reanudar el estudio suspendido.
Antigua escuela mía, la de los verdes
y  grandes ventanales,
la de los altos pinos y el gran patio trasero.
La que guarda la historia de docentes
y  también la de miles de escolares.
Antigua escuela mía, jardín de la enseñanza,
horneada de hombres y mujeres
entregaste al país, con mucho orgullo.
En tus muros resuenan imborrables,
las notas de nuestra Canción Patria,
el Himno a Sarmiento, el Saludo a la Bandera.
La misma señera escuela mía
que pareciera mirar con disimulo
el transitar de los que allí estudiaron
 y al ser cotidiano su pasaje,
no exteriorizan a ella su cariño.
A la distancia, los recuerdos vuelven:
el colectivo, las oscuras mañanas,
aquellos ventosos días, la nieve que caía,
entrada iluminada,
las largas galerías,
el  fraternal amparo de mis hermanos mayores.
Antigua escuela mía,  
 que por siempre conserves
esa  ideal  y entrañable escena,
de guardapolvos, cuadernos, pizarrón y tiza.


16-01-2009

Derechos reservados por Ruben Maldonado.


lunes, 2 de abril de 2012

HAIKU (MALVINAS)

¡LAS MALVINAS SON ARGENTINAS!




bravo soldado

luchaste por tu Patria

(y no volviste)


HOMENAJE A TODOS LOS QUE MURIERON EN EL FRENTE DE BATALLA, EN EL XXX° ANIVERSARIO DEL INICIO DE LA GUERRA POR MALVINAS.