lunes, 23 de abril de 2012

ABRIL MÁGICO


Suelta de pañuelos al aire azul de la mañana,
las palomas bendicen con su vuelo
las veredas con rocío y pasos mustios.

Acarician las brisas entibiadas del otoño
al árbol despoblado y a la fuente cantarina,
trina el ave con gemidos de violines trasnochados.

 Hablan de vos las sonrisas de los niños,
el rojo clavel en la solapa del mendigo,
las cómplices miradas de dos enamorados.

Cruje en la hojarasca el suspiro extraviado
y peinan translúcidos destellos
las melenas inquietas de los sauces.

Cae una hoja cual lágrima ocre de una rama
y  vuelven las campanas con su rito
a esparcir sus sones cadenciosos.

Hablan de vos despabilándose las flores
y se cuentan del dulzor de un sueño
de príncipes, castillos, de trigal y pampa grande.

Contagia el día con su celeste carcajada
y no queda otra que sonreírle,
ahogando los gritos de la ausencia.  

En el banco de la plaza está conmigo
la sombra del mágico abril que te reclama
y  bautiza con tu nombre a cada rosa.



Derechos reservados por Ruben Maldonado.



ILUSTRACIÓN: Plaza de la Independencia y Parroquia del Santísimo Sacramento, TANDIL, BUENOS AIRES, ARGENTINA.

1 comentario:

  1. Preciosa, me proyecta fielmente un dia radiante, lleno de luz.
    Saludos.

    ResponderEliminar