martes, 15 de mayo de 2012

OFRENDAS DE AMOR

“Y entre tantos azules celestes, sumergidos,
se pierden nuestros ojos adivinando apenas
los poderes del aire, las llaves submarinas”, del Soneto XXIV de Pablo Neruda.




Te regalo una brisa
que nace entre retamas,
un sendero de piedras
que baja de la sierra,
un manantial que brota
de silencios añosos,
un ramo de petunias,
un clavel y una rosa.

Te regalo una playa
y un corazón de arena,
una ola indecisa,
una barca a lo lejos,
un vuelo de gaviota,
el azul de algún cielo,
las manos del maestro
que tracen mil sonrisas.

Te regalo mi suelo
de montaña con nieve,
un lago tembloroso
donde pintan paisajes
los duendes de la Mapu,
una sombra en estío
del Pehuén milenario,
los rumores del río
que sabe mis secretos.

Te regalo un concierto
de trinos de los bosques,
un destello que invade
del ramaje el tejido,
mis pasos y mis huellas
en la mullida alfombra
de amarillos dormidos,
la acuarela de otoño
que trae la mutisia.

Te regalo la noche
con sus guiños de estrellas,
una luna  muy blanca
reflejada en el agua,
el canto de los grillos,
el aroma del pino,
el misterio que ocultan
la niebla y la arboleda.

Te regalo un poema
para que duermas con él
abrazada a tus sueños,
abrazada a los míos.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.



TÉRMINOS UTILIZADOS DEL “Mapudungun”, lengua del Mapuche (pueblo originario):

“MAPU”: tierra.
“PEHUÉN”: araucaria que crece en la cordillera Andino-Patagónica de
Argentina y Chile.
“MUTISIA” (ilustración): flor de la misma región.

1 comentario:

  1. ¿quien podría negarse ante tanta generosidad?.... generosidad que demostras una y otra vez al regalarnos tus hermosas letras!!!
    un abrazo amigo querido!!!
    Andrea.

    ResponderEliminar