sábado, 30 de junio de 2012

LOS VERSOS DEL SILENCIO

Luna de invierno.
Al  fondo de la noche
lloran estrellas
y el viento trae un nombre
que dormirá en mis labios.

Ni es grito al espacio ni un gris de ausencia,
mi verso es el silencio acobardado
que se esconde del frío acalambrado
y musita acremente su indolencia.

Pide al claro día una transparencia,
un latido de nube iluminado,
aunque fuere un rosal mustio, apagado,
surgiendo entre cenizas de dolencia.

Mi verso es oración triste y callada
que a la luna le cuenta de sus ansias,
se ampara en una lágrima de estrella

y adormece en la rima encarcelada.
(Verso incólume a tiempos y distancias
sólo renace en la sonrisa de ella)


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

(Fotografía de Silvia Calderón)

INVIERNO (haiku)

I) (“Presencia”)

llegó el invierno
y escribió sus memorias
sobre la escarcha



II) (“Sin rastros”)

nevó en la anoche
se borraron los rastros
del caminante


III) (“Duda”)

me preguntaba
dónde estará el camino
casi invisible


IV) (”Trino”)

desde los pinos
canta al sol la calandria
pese a la nieve


V) (“Bocanada”)

por la humareda
encendieron los leños
en la cabaña


VI) (“Desayuno”)

trae la brisa
un aroma de pan
recién tostado


VII) (“Nevisca”)

vienen las nubes
se silencia el paisaje
ya caen copos


VIII) (“Poema”)

un ave pasa
pequeña como un haiku
y también bella


IX) (“Urgencia”)

crujen mis pasos
sobre la alfombra blanca
y llevo apuro


X) (“Certeza”)

con tanto frío
no habrá mejor tibieza
que entre sus brazos


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

Fotografía de Rafael Andrés Maldonado.

"DONDE ESTUVO EL PARAÍSO" (haiku y soneto)

nacen canciones
a  partir de las brisas
en la floresta
 

Desde el oscuro fondo del ramaje,
un coro musical hacen los trinos
y en la orilla de sendas  y caminos
la flor silvestre reina en el paisaje.

Pálidos rayos dejan su mensaje
a través  de los brazos de los pinos,
mariposas de giros repentinos
baten alas al sol en el herbaje.

En un silencio abrupto, la delicia
del viento que le acerca una caricia
al juncal y el rumor del arroyuelo

que se pierde en el lago azul y liso.
¿Será éste el camino al paraíso?
¿Dónde está la escalera rumbo al cielo?


Derechos reservados por Ruben Maldonado.


Ilustración: sendero en cercanías de Villa La Angostura, Neuquén, Patagonia  Argentina.
(Fotografía de Rafael Andrés Maldonado)

“Donde estuvo el paraíso” es el título de un libro escrito por el Dr. Gregorio Álvarez (1889-1986),  
médico y poeta neuquino, en donde describe las bellezas de su amada y hermosa provincia.

miércoles, 20 de junio de 2012

AMANECES EN MÍ (haiku y soneto)

desde lo lejos
un pequeño vocablo
entra en mis sueños

Junio frío y el alba se engalana,
luz  azul que germina en el lucero,
amanece en el trino del jilguero
la ilusión del amor en mi ventana.

Vuelve el breve vocablo, voz lejana,
a besar mi boca, dulce viajero
que ilumina la sombra del sendero
al musitar tu nombre en la mañana.

Vuelves a estar ahí, en mi pensamiento,
como tibio fulgor de ardientes leños
en el día que nace con tu aliento.

Es bello despertar de madrugada
y encontrarte saliendo de mis sueños,
con la luna en tu piel y en tu mirada.



Derechos reservados por Ruben Maldonado.


(Fotografía de Rafael Andrés Maldonado)

martes, 12 de junio de 2012

BRISAS DE AMOR (haiku y soneto)

tierno  susurro
tu voz entre mis sueños
es melodía

Apareces en alas de los vientos,
hecha de aroma de jazmines vienes,
pasajera de todos los andenes
donde esperan por vos mis pensamientos.

Suavizando los álgidos lamentos
del otoño nevado de mis sienes,
tu imagen es un aura sin vaivenes
que sosiega los tiempos turbulentos.

Recoges del jardín rojos claveles
y en mi ilusión de besos y aguamieles
se arrullan en mis brazos tus sonrisas

como un azul candor de luna llena.
Por siempre tú, mi más dulce condena,
colmando mis ensueños con tus brisas.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

viernes, 8 de junio de 2012

HAIKUS DE UN CAMINANTE



Siete gotitas de rocío.



I) (“Destino”)

camino al  sur

tras  las huellas de nadie

mis propias huellas


II) (“Melódico”)

el viento silba

en dorados trigales

canción de otoño


III) (“Lluvioso”)

una o dos gotas

de lo que parecía

un aguacero


IV) (“Dúo”)

besando brisas

agitan sus colores

dos mariposas


V) (”Estridente”)

todo es silencio

hasta que surge un trino

del sauce viejo


VI) (“Imaginario”)

vienen  conmigo

tus pasos por la sombra

y  tienen frío


VII) (“Imaginario 2”)

por el camino

solamente tu imagen

es mi paisaje


Derechos reservados por Ruben Maldonado.


(Fotografía de Rafael Andrés Maldonado)

martes, 5 de junio de 2012

LLUVIA CONFIDENTE (haiku y soneto)


“no son las mismas
 estas nubes que pasan,
 el  llanto es otro”

Esta lluvia que cae suavemente
sobre mi mundo de pequeñas cosas,
me deja como pétalos de rosas
humedecidas perlas en la frente.

A esta lluvia, serena confidente,
le hablo de vos, en horas silenciosas,
cuando sólo hay pisadas fatigosas
y el camino se extingue lentamente.

Un mensaje de gotas celestiales
es tu nombre tatuado en los cristales
que leve en la nostalgia se desliza.

Lo acarician mis ansias de tibieza
y esta  lluvia con toda su nobleza
rescata de una nube tu sonrisa.

(En la ensoñación que al amor provoca
mi boca hurtará el rojo de tu boca
y afuera lloverá tenue y sin prisa)


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

sábado, 2 de junio de 2012

TODOS LOS PERROS VAN AL CIELO

“¿Todos los perros van al cielo?"  ¡Claro que sí!


Te hablo como si aún aquí estuvieras,
pero tengo los ojos empañados y estoy solo.

Hace unos días te preguntaba  quién de los dos se iría primero
y me dejaste tu mirada apagada, como haciéndome saber:
Yo seré.

Te fuiste hoy y te he llorado. Ya no transitaremos
las veredas del barrio, ya no vendrás a mi lado a apoyar tu hocico
en mis piernas, al solo chasquido de mis dedos; ya no jugaremos.
Estoy solo, amiga, te me has ido.

¿Qué le diré a mis nietos cuando vengan?
“ya estaba muy viejita y eso pasa, no ha sufrido nada”.
“tomémoslo así: si todos los perros van al cielo,
ella estará correteando entre las nubes alguna mariposa
y seguramente será muy feliz. Seguramente”

Te quise mucho, amiga, fuiste fiel compañera,
y  vaya si te voy a extrañar, si vos supieras,
¡si hasta te hablo como si aún aquí estuvieras!



Derechos reservados por Ruben Maldonado.


02-06-2010



Pasaron ya dos años y te sigo extrañando, me parece verte corriendo hacia mí desde la otra cuadra, cuando te llamaba. Qué cruel coincidencia, hoy  se celebra en Argentina el Día del Perro.

02-06-2012