martes, 17 de julio de 2012

PINCELADAS (haiku)


Añadir leyenda
Todo es cuestión de ver la parte linda de la vida.

I) (“Imagen”)

sólo un momento
quietecitos mis nietos
para la foto

II) (“Congelados”)

manitos frías
buscando el calorcito
leño encendido

III)  (“Luminoso”)

bello es el día:
le cantan las calandrias
al sol de invierno

IV) (“Tibieza”)

plegó  sus alas
en la punta del pino
una paloma


V) (“Risueños”)

ríen los niños:
se le quiebra la rama
y el gato al suelo

VI) (“Juventud”)

sonriente joven
se bebe cada brisa
en bicicleta

VII) (“Extravío”)

cómo protesta
la anciana ante la puerta:
¡perdió las llaves!

VIII) (“Esforzados”)

aunque hace frío
silban mientras trabajan
los albañiles

IX) (“Caminante”)

pasa el mendigo
con un pucho en los labios
y atrás dos perros

X) (“Futbolista”)

pelota al pie
un chiquito y su sueño:
el Barcelona

XI) (Exbailarín)

viejo y gritón
el vecino recuerda
milongas de antes

XII) (“Vivimos”)

por esta calle
canta alegre la vida
aunque haya penas

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

MI SUEÑO TIENE MANOS TEMBLOROSAS (haiku y soneto)

Añadir leyenda
duerme a mi lado
el carmín de su nombre
en un suspiro

Mi sueño, un sueño solo en la neblina
del amor que palpita y que combate
contra vientos, mareas, vive y late
en su voz, en sus pasos, en su esquina.

Devoto de una utópica doctrina,
por alcanzar su imagen se debate,
sediento  de un dulce beso que lo ate
a su tierna sonrisa que ilumina.

Mi sueño tiene manos temblorosas
que anhelan recubrir su cuerpo terso,
consagrando al tirano tiempo adverso

un vuelo de palomas milagrosas
mientras vibra el cristal de su universo,
al hacerle el amor en cada verso.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

miércoles, 4 de julio de 2012

NIEVE (haiku)


 

en  pampa helada


van cruzando ñandúes


por el camino



Derechos reservados por Ruben Maldonado.

(Fotografía de Leandro Alagastino.  Paisaje de la Patagonia Argentina)

LUNA DE JULIO (haiku)

frío de julio

la luna está escarchada

en una lágrima





Derechos reservados por Ruben Maldonado.

(Fotografía de Silvia Calderón)

lunes, 2 de julio de 2012

LABRADOR DE LA POESÍA (octavas reales)

Dobla el viento las varas amarillas,
cargadas de humedad y sol de estío,
caen al  fértil surco las semillas
y se renueva el ciclo con más brío.
Renacen de la tierra maravillas,
quizá en una urbe, o en el bosque o en un río,
paciente, el cultor de la poesía
recoge la cosecha cada día.

Y en las nubes blancas de su inventiva
vierte la siega en letras cristalinas,
desde el fondo de su alma sensitiva.
Pliega de su ser todas las cortinas
esbozando en su mente creativa
la alegría, el amor y las espinas,
la pena, el desamor y la sonrisa,
sentires  que su corazón desliza.

Colorea paisajes agrisados,
da una brisa al volar de mariposas,
y de un saco de sueños atrapados
desenvuelve utopías, versos, rosas...
Se enamora de los rojos alados
cuando estallan las albas milagrosas,
le canta a las estrellas y a la luna,
besa el silencio de la noche bruna.

Erige un trono de oro a la palabra,
con sino de idealista errabundo
surca indómitos mares, cruza el abra
y ante el albo papel, nido fecundo,
sus lágrimas hacen que se reabra
la simiente de paz para este mundo.
Duerme a la vera de su sembradío
asido a un verso suyo o quizás mío.



Derechos reservados por Ruben Maldonado.


(Fotografía de Rafael Andrés Maldonado)

RESTO (haiku)

No estoy vencido.



Me quedan unos versos
 


en el bolsillo.






Derechos reservados por Ruben Maldonado.