lunes, 7 de enero de 2013

NO ES TIEMPO DE LLORAR (soneto)

Su Sueño es una nube inasequible
que al quererlo atrapar se desvanece,
ora muere dañado, ora aparece
con la luz de un delirio inamovible.

Posible es que el cielo llore. Es posible.
Al doblar de campana el día crece
y se tiñe de  sol cuando amanece.
La mañana es una brisa inaudible

con vuelos de color; entonces llueve
llevándose una gota el llanto breve.
En los postreros pasos el viajero

atesora su sueño inalcanzable:
un  dulce, eterno amor, irrenunciable.
No es tiempo de llorar, ya no hay sendero.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario