domingo, 24 de febrero de 2013

miércoles, 13 de febrero de 2013

SI ALGUNA VEZ TE DIJE QUE TE AMO...

...hoy te digo mil veces que te amo,
que son tus ojos mi cielo, mi nostalgia y mi alegría,
que hay un mar de perlas en tu risa
y confluyen las estrellas en tus besos.

Si alguna vez llegué a vos con mi poesía
y una rosa aromada de llanura,
hoy te dejo mis más dulces poemas
y cien rosas con amor de primavera.

Si alguna vez comencé a ver tu nombre
diminuto saliendo de las nubes,
estoy seguro que ahora es todo firmamento
y alumbra encendido en mi ventana.

Si alguna vez mis manos fueron aves
que volaron tu cuerpo ciegamente,
deja conmigo las alas de ese sueño
que me quiero dormir con tu tersura.

Si alguna vez escuchas en el viento esta canción,
ni se te ocurra lagrimear con mi recuerdo, pero…

…si alguna vez, vida mía, me sientes en las brisas
que vuelan  las hojas de tu otoño,
o en el aire que llega del mar alborotado,
tómame, abrázame,  yo te lo ruego,
que lloran mis versos cada día.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

SUEÑO AL VIENTO (soneto inglés)

Todo mi amor volcado en un soneto
que llegue en una rosa hasta tu lecho
y deje en tu soñar un beso inquieto
inmerso en la tibieza de tu pecho.


Obstinación de un sueño persistente
oteando el confín de la espesura
en pos de tu mirada refulgente
y la luz que enternece tu figura.


No queda más que el verso que te nombra
como un vellón nuboso de utopía,
un revuelo de cielo a sol y sombra,
con la fe que, -a mi modo- tú eres mía.


Alegra al corazón el leve viento,
pues viento soy, dijiste, en su momento.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.


viernes, 8 de febrero de 2013

LAS SOMBRAS DE LA LUNA




A mí me gustan las sombras que va pintando la Luna.
Tienen contorno de plata y una palidez de hechizo.
Se esconden tras otras sombras y juegan a no encontrarse.
Me gustan por ser noctámbulas, vagabundas, misteriosas,
las he visto en los burdeles vaciando copa tras copa
y  enamorando a otras sombras de mujeres sin camino.
Pero son toda ternura, pasan por lo del niño que no se quiere dormir y  le cierran los ojitos con un rayito de luz,
cantándole muy bajito un dulcísimo arrorró.
Se acomodan en sus sillas transparentes en el fondo del jardín
y  escuchan entusiasmada los conciertos de los grillos,
para bañarse después en la fuente de los lirios con azules de rocío.
A mí me gustan las sombras que va pintando la Luna.
Acompañan a los gatos en trasnochadas salidas 
y  les encienden los bigotes  para que sigan su senda.
Se confunden con las sombras descoloridas y tristes
de los faroles de enfrente y huyen de su pesadumbre
y de la barahúnda de los jóvenes fiesteros.
Buscan un fresco reparo en la placita del barrio
donde leen en voz queda un romántico poema.  
A veces brillan debajo de los ciruelos dormidos
y otras llegan silenciosas y  se meten en mi cama.
Allí es cuando buscan sueños, los eligen, clasifican,
y me los dejan en la almohada para que me envuelva en ellos.
Saben muy bien lo que escogen  porque allí está esa mirada
por la que tanto suspiro y un rojo que va dejando besos
gusto a frambuesa y humedades de los bosques
por donde ella transita. ¡Cuántas veces desperté besando
yo su sonrisa! Hasta me dejan sus pasos por
veredas de hojarasca, un vuelo de sutileza de su pollerita al viento,
un aroma de jazmines y un violín hablando al cielo.
Y cuando llega la aurora, se van silbando  bajito un tango de los ’40.
A mí me gustan las sombras que va pintando la Luna.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.  

(Fotografía de Silvia Calderón)

miércoles, 6 de febrero de 2013

TANKA (utópico)

brilla en la luna


tu mirada de cielo


inalcanzable


y en la rosas se encienden


lágrimas de rocío



Derechos reservados por Ruben Maldonado.


(Fotografía de Silvia Calderón)

lunes, 4 de febrero de 2013

MI CORAZÓN LLENO DE VOS (soneto inglés)

(En un rincón vacío, mi corazón lleno de vos)

Tengo mi corazón lleno de vos:
guardo allí tu mirada, tu sonrisa,
el volátil encanto de tu voz,
y tu candor envuelto en una brisa.

Allí está aprisionada tu ternura,
el temblor de tus caricias, el cielo
que cobija tu paso y tu hermosura,
tu imagen que rodea a mi desvelo.

Palpita en su  latido cada nota
de tu violín que vibra en la distancia,
la fuente de mis versos, gota a gota,
se impregna de tu luz y tu fragancia.

Tengo mi corazón de vos repleto
y es tu nombre el que besa mi soneto.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.  


El soneto inglés es una variante del soneto,  desarrollada en Inglaterra (su invención se debe a Henry Howard, conde de Surrey). Se denomina también soneto shakesperiano, por haber sido William Shakespeare  su más emblemático cultivador en inglés. Su estructura es ABAB,CDCD,EFEF,GG. En lengua castellana, fue cultivado entre otros por Jorge Luis Borges (Wikipedia).

sábado, 2 de febrero de 2013

AÑORANDO A MI AMAPOLA



(DÉCIMA ESPINELA. Sigue contando el Mendieta)

III)

Recordando tiempos idos,
en el bar lleno de gente,
cuando en eso de repente
los miré ¡muy divertidos!
un rubio de hombros fornidos
y ella, antes mi paisanita,
¡con una falda cortita!
Sin pensar saqué el facón
y como cuadra a un varón...
me puse a limpiar mi uñita.

IV)

Y me volví pa’ mi rancho
solito aullando mi pena,
era noche y luna llena
y el camino largo y ancho.
Pensaba lavar... o plancho,
o le hago un verso a Amapola...
¡Jamás! Ni ella está tan sola
ni yo tan desesperado:
mañana rumbo al mercado
le hago un dentre a la española.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

MI AMAPOLA



(DÉCIMA ESPINELA. Un aporte de mi amigo el Mendieta)

I)
Yo tenía una Amapola
allá por Ituzaingó.
Con el tiempo se aburrió
de mi canto y de mi viola,
siempre quería estar sola
enamorada del viento...
y para mí ni un momento.
Le dije -sin ser muy cruel-
¡andá a cantarle a Gardel!
y sin más acabé el cuento.

II)
La vi cuando se alejaba
y ni se me movió un pelo,
pero en noches de desvelo
cuando la luna alumbraba
a veces hasta lloraba.
La extrañé. Si era una llama
con su tibieza en la cama...
y aquella rara aflicción
que guardo en el corazón.
¡Si hasta pienso que la amaba!

Derechos reservados por Ruben Maldonado.