sábado, 2 de febrero de 2013

MI AMAPOLA



(DÉCIMA ESPINELA. Un aporte de mi amigo el Mendieta)

I)
Yo tenía una Amapola
allá por Ituzaingó.
Con el tiempo se aburrió
de mi canto y de mi viola,
siempre quería estar sola
enamorada del viento...
y para mí ni un momento.
Le dije -sin ser muy cruel-
¡andá a cantarle a Gardel!
y sin más acabé el cuento.

II)
La vi cuando se alejaba
y ni se me movió un pelo,
pero en noches de desvelo
cuando la luna alumbraba
a veces hasta lloraba.
La extrañé. Si era una llama
con su tibieza en la cama...
y aquella rara aflicción
que guardo en el corazón.
¡Si hasta pienso que la amaba!

Derechos reservados por Ruben Maldonado.



1 comentario:

  1. ¡que lo pario!.......
    me se cae un lagrimon
    de la doble emocion,
    que aparezca Don Mendieta
    y que le cante a Amapola,
    Y NO SE SI ES A MI SOLA,
    PERO SI QUE ME GUSTO!


    CHAN CHAN!!!

    CADA VEZ LO QUIERO MAS A USTE.....FIJESE.

    ResponderEliminar