miércoles, 3 de septiembre de 2014

TE NOMBRAN MIS VERSOS (soneto)



 Si pronuncio tu nombre, si te llamo,
seguramente habrá de ser dormido,
pues despierto, te juro, me he mordido,
encerrando en mi boca algún reclamo.

Mas el poema que jamás declamo,
emerge entre el rocío amanecido
trayendo con su vívido latido
el sueño de una noche, tramo a tramo.

Entonces, en la diáfana mañana,
mi grito se entremezcla con el trino
y vuela con el viento, sin destino.

A lo lejos se apaga una campana.
y en los jardines vagará la sombra
del verso que retorna y que te nombra.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario