sábado, 18 de octubre de 2014

MI MADRE HORNEABA PAN Y MUÑEQUITOS.

Cuando mi madre hacía pan en casa,
unía su cariño y su dulzura
y eran magia los bollos de la masa
con la harina, la sal, la levadura.

Sus manos, dos palomas blanquecinas,
daban forma de loma al alimento
bajo atentas miradas chiquilinas.
En la loma real clamaba el viento.

Desde el calor del horno se esparcía
el vaho de manjares exquisitos 
y era una fiesta cuando el pan salía
junto a aquellos dorados muñequitos.

En lo hondo de mi ser están grabadas
las caricias de mamá, enharinadas.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

En el Día de la Madre, que hoy se celebra en nuestra Argentina, este pequeño recuerdo de mi mami y de mi infancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario