lunes, 31 de agosto de 2015

POEMA XVIII


NADA (haiku)

(sobre una imagen de la web)

HECHIZO DE DOMINGO.



La ciudad es un tango adormecido
bajo un cielo sereno y refulgente.
El canto de las aves se ha acallado
y no se escucha el paso de la gente.

Un aire limpio acariciando rosas
derrama sutilmente su frescura
por canteros de flores glamurosas
y veredas de rancia envestidura.

Bienvenida modorra dominguera,
verde remanso, oasis de sosiego,
pequeña, anticipada primavera,
un abrazo de paz al cual me entrego.

Como una voz saliendo de la nada,
igual que un rayo en nubes de tormenta,
irrumpe en la quietud la campanada
y se escucha un rumor que se acrecienta.

Se renuevan los ruidos, vuelve el trino,
todo se mueve, vive, todo pasa...
los andares retornan al camino.
Se ha roto el hechizo. Me vuelvo a casa.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

(Imagen: Plaza Independencia y Parroquia del Santísimo Sacramento, Tandil, Buenos Aires, Argentina)




domingo, 30 de agosto de 2015

LUNA Y POESÍA (haiku)


MEMORIA SELECTIVA.


Mi  memoria es como un gato
que va, que para, que viene,
que salta, que se escabulle
y luego vuelve conmigo.
De pronto es un zapato
que ha perdido el compañero
en correrías de niño
y otras veces se descuelga
de los destellos de plata
que va dejando la luna  
y se hace oleaje difuso
en la mar de  los suspiros.
Se detiene en los mojones
de ilusiones diluidas
o alegrías compartidas,
juega a olvidar los recuerdos
y  a recordar los olvidos,
y hasta mira los espejos
con desdén e indiferencia.
Surca senderos dormidos
de bosques y de llanuras,
se hace gaviota del tiempo
que se refleja en el agua
junto a ecos de  montaña
y risitas de pequeños,
para irse allá muy lejos
a los médanos calientes
con los bolsillos rotos
y las piernas rasguñadas.
Mi memoria tiene, por cierto,  
sus muy buenos escondites
en donde trata de ocultar
pesadumbres y tristezas,
a las que cubre y recubre
con tejidos de neblina
y telarañas opacas.
Cuando algo se le escurre
se transforma en gris llovizna
que humedece las pupilas
y obnubila  el horizonte;
pero los años vividos  
le habrán dado su experiencia:
deja que los fugitivos
se evaporen con las nubes
y recurre a los momentos
que endulzan la existencia
y que acarician el alma.
Aunque a fuer de ser sincero,
pienso que se ha diplomado
de  “memoria selectiva”
a la siempre acompañan
el candor de esa sonrisa,
la mirada de esos ojos,
ese rostro inolvidable.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.  









viernes, 28 de agosto de 2015

MUNDO A CONTRAMANO (soneto)


Yo quisiera tener aquí, a la mano,
un bosque con su sombra y con su encanto,
a donde huir y esconderme del espanto
de este mundo que vive a contramano.

Tener frente a la puerta, bien cercano,
un camino con sol y con el canto
que resguarda el follaje entre su manto,
(y mariposas de volar liviano).

Ser anciano integrante del paisaje,
más viejo que el rocío y que el verano,
más sabedor que aquel rincón arcano.

No. Nada es así. Un tiempo cruel, salvaje,
está sobreviviendo por la calle
donde un sueño es un ínfimo detalle.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

     

AVENIDA DE LOS TILOS (soneto inglés)


Caminé la Avenida de los Tilos.
Es agosto, los árboles desnudos
dejan paso a los rayos, que son hilos
dorados entibiando los saludos.

Hace frío y la lluvia es persistente;
su vago chispear horizontal
va calando la mirada de la gente
por la calle con ínfula invernal.

Cuando llegue, por fin, la primavera
las flores lanzarán todo su aroma
y volverá la danza bullanguera
del zorzal, la calandria o la paloma.

Como colofón de este andar sin brillo,
sólo tengo un soneto en mi bolsillo.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.



 
Imagen de la web: La Avenida de los Tilos (Avenida Colón, Tandil, Argentina),  fotografía tomada en el verano.