martes, 15 de septiembre de 2015

SOLAMENTE UN MINUTO (o dos).



Sólo un minuto o dos posados tus ojos
Sobre mis letras sin brillo
Y se me mueve el mundo
Y se quitan sus camisas
Las estrellas azules
Y se muere el viento
Entre ofuscadas sombras
Y letras de colores.

Sólo un minuto o dos para abrir la puerta
Y andar por mis visiones
Como una flor pequeña
Perfumada y sonriente
Como una fina llovizna de cómplices miradas
Como una golondrina de papel brillante
Como un espejo que acumula estrellas
Como dos copas llenas de  un rocío de vino.

Sólo un minuto o dos y se acallan
Las voces del viento y sus reproches
Y se dibujan risas en las pequeñas cosas
Como un recreo del jardín de infantes
Y deja un solo nombre la luna de los besos
Por sobre los latidos de tiempos y de urgencia

Sólo un minuto o dos y se despierta
El trino
Y el bosque es primavera
En donde las mariposas
Son grafitis al aire
Y los sueños descansan en la penumbra vaga
Y se encienden las flores de campiñas con lluvia
Y se escuchan los pasos sobre adoquines muertos.

Después, el silencio  retorna a ser silencio
Ese silencio que habla como habla un poema
Que escribe en las paredes una mano gastada.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario