domingo, 27 de septiembre de 2015

VIENE VESTIDA DE ROJO (soneto)



Véanla, pues, vestida de gran gala
como una pizpireta que va a misa,
soltando por la plaza una sonrisa,
que obsequiosa a las flores les regala.

No le dice al vecino que es bengala,
verde bosque, azul cielo, flor sumisa,
canción de cuna, estrella, luna, brisa,
no dice que es amor, arado y pala.

Y aunque a veces le alcanza la tristeza
se esfuerza por perderla en la maleza,
cubil de angustia y de melancolía.

Véanla, pues, ésta es mi poesía
la que ataviada con matices rojos
se postra humildemente ante sus ojos.


Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario