jueves, 30 de marzo de 2017

EL OTOÑO Y YO (soneto).



Porque el otoño es frío y nostalgioso,
porque muere el verdor y gime el viento,
borraré las tristezas del momento
con la risa de un niño revoltoso.

Porque el trino se oculta en su reposo,
porque hiendo la tiniebla a paso lento,
voy a hacer con su tono amarillento
las letras de un poema melodioso.

Haré la primavera en mi soneto
con el barullo de un gorrión inquieto,
y sin las inquietudes del pasado.

En el cristal de brumas empañado
escribiré tu nombre cada día
como inicio y fin de mi poesía.

Derechos reservados por Ruben Maldonado. 

En la imagen el más pequeño de mis nietos, Fidel, hace unos pocos años.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario