viernes, 17 de marzo de 2017

MI BUEN SONETO


Mi fiel soneto que silente espera
la luz del sol por sobre el cortinado
entre el gris del paisaje destemplado
de una ausente y borrosa primavera.

Sigiloso, me acerca una pradera
de vastos verdes  y trigal dorado,
un bosque con su trino depurado,
un arroyo que besa la ladera.

Mi buen soneto me abre la ventana
me muestra el cielo azul, bebo la brisa
y el canto del zorzal en la mañana.

Por esa huella que nunca se ha perdido,
al antiguo soneto enmohecido
lo ilumina el candor de su sonrisa.

Derechos reservados por Ruben Maldonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario